sábado, 6 de marzo de 2010

Una mesa de bar. Cuatro sillas y cuatro risas. Noches con cuatro birras. Miradas nocturnas. Carcajadas nocturnas de hazañas del día. Cuatro borrachos amigos y compañeros que ni el sueño les tira. El sol de la noche calienta sus botellas. Y pasan de ronda como la risa pasa en ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario